23 marzo, 2017

MONCALVILLO – TORRECILLA – PORTILLO DE LAS MONJAS (17 CICLISTAS)



19  de marzo de 2017
Distancia: 81 kms
Desnivel acumulado:1.804 m
IBPindex: 139



CRÓNICA POR DAVID GONZALO



            Bueno por fin me toca presentarme en sociedad  en el grupo OR, que también me ha recibido y en el cual llevo ya unas cuantas rutas compartidas descubriendo nuevos horizontes.
El domindo me dirijo a la Gasolinera de las Gaunas a las ocho de la mañana como punto de encuentro.

Nada más llegar me doy cuenta que todas las miradas se dirigen a mi con una pequeña sonrisa maliciosa.

De entre el grupo en el que se encuentran Mikael, David Gonzalo, “ISanti”, Fer, Pepón, Roberto, Miguel”cuñao”, Jesús, David, Israel, Adrian, Dieguito, Vitin, Igor, Pablito,  Toño y Luis.

Veo como se mueve una sombra y se dirige a mi, es mi tocayo David, en cuanto se cruzan nuestra miradas me doy cuenta de que me acaba de tocar hacer la crónica de la ruta de hoy. Llevaba tiempo en su punto de mira y había sorteado su disparó varias veces pero hoy no me salvan  ni las socorristas de la playa.
Los primeros comentarios hablan que la ruta de hoy no va a ser una ruta al uso, sino un verdadero RUTÓN.
La mañana esta soleada y la temperatura parece que va a ser buena. Salimos por el camino viejo de Alberite para cruzar hacía las bodegas de Lardero, y coger dirección a Sorzano, nos hacercamos  a la subida de las Vacas y aquí empiezan los primeros movimientos el grupo se empieza a estirar y nada mas llegar arriba, Pablo tiene problemas de presión de aire en la rueda trasera, Dieguito desenfunda su bomba y  en un minuto problema resuelto.
Llegamos a Sorzano primera parada para coger agua,  Pablo  sigue con sus problemas en la rueda trasera, empiezan a gritar ¡una navaja, una navaja ! Yo me temo lo peor, pero no, es para cortar  la boquilla del bote para reparar pinchazos, en un momento lo inyectan en la rueda y ahora si que el problema queda solucionado.

Empezamos la subida a Moncalvillo, una subida por todos conocida y un poco pestosilla sobre todo en su comienzo. A mitad de camino volvemos a parar en la fuente del “Abrevadero” para reagrupar el grupo y volver a repostar.




Continuamos con la subida hasta la antenas en toda la ascensión nos encontramos otro ciclista que lleva nuestro mismo camino el cual nos hace la foto de grupo.







Una vez que tomamos cumbre empezamos a descender y a subir por el Serradero hasta llegar a unas hermosas praderas verdes con la sierra de Cebollera nevada al fondo.
Luis lleva toda la mañana amenazandonos que nos va a privar de su presencia pero los maravillosos paisajes se lo impiden y continua alargando la vuelta a casa.

Empezamos a descender por una de esas pradera verdes con una pendiente bastante pronunciada, es un verdadero espectáculo ver como baja todo el grupo por estos paisajes impresionantes, si el cielo existe tiene que ser algo muy parecido a esto.

Victor  comenta que tenemos que buscar la entrada de la  senda que va a Torrecilla vemos una portillera, Adrian se adelanta para abrirla y de repente se encuentra un cuerno de ciervo de cinco puntas, con un tamaño importante.

 Ahora surge un problema como llevar el cuerno a Torrecillla, Pepon se lo ata a la mochila y comenzamos el desdenso por una senda muy despejada y rapida con un terreno a veces bastante suelto la cual acaba en el estanque de Torrecilla. Roberto me lo recuerda varias veces para que no se me olvide en la crónica, pues ya ves aquí está.



Luis y Miguel "cuñao" se despiden para volver a Logroño por la carretera, que las lentejas parece que ya no pueden esperar más.


Los demas seguimos descendiendo hasta acabar en el barrio de Barruelo de Torrecilla, aquí hacemos un buen alto en el camino llevamos casi cincuenta kilometros y las malas lenguas comentan que nos queda algo menos de la mitad de la ruta.

Repostamos agua y alimentos, en la parada veo como David está sentado con un abuelete del pueblo en el banco, creemos que están conversando sobre como empezo la crisis, que si esto se venia venir y todo eso, varias instantaneas y venga que no hay tiempo de más.

Empezamos a subir hasta alcanzar la nacional 111 y cogemos una senda a mano izquierda un poco técnica y con buena pendiente para llegar a la carretera que sube a Rivabellosa. Continuamos por ella hasta llegar a una portillera que conduce a una pista, ahora empiezan a comentar que llega una subida de la buenas, por donde algunos años atrás hacian la Extrem Cameros, una subida muy exigente rota, con muchas piedras y palos.

Una vez mas hemos dado con ella,  paramos junto a una fuente para reagrupar que alguno viene ya con los justo y en este preciso momento es cuando se produce la noticia del día David reconoce que tiene la culpa, que la culpa es suya que él y nadie mas que él  se ha encargado de engrasar la cadena con no se que producto que la ha dejado hecha unos zorros negra como el sobaco de un grillo.


  
Bueno continuamos para bingo, que todavía nos queda un repechón de unos trescientos metros hasta ver las antenas de Cerrollera
a la cuales no vamos a subir ni tenemos la menor intención, comienza el deseado descenso hasta llegar a Viguera, en el cual la gente está tomando el aperitivo de domingo, miramos los relojes y calculamos que si todo va bien para las dos y media podemos estar en Logroño, que es el día del padre y alguno se ve con las maletas en la puerta.
Vuelta a Logroño con un buen ritmo para entrar a tiempo en casa, nos acercamos a la Gasolinera de las Gaunas en la cual nos despedimos y cada mochuelo a su Olivo.


Uno de los comentarios del día ha sido que Toñó lleva viendo  toda la mañana el culito de David, no se porque será, yo todavía a estas alturas hay comentarios de los cuales no me entero, JAJAJA.

Un saludo y hasta la próxima. 






15 marzo, 2017

Huércanos y Festival de Fer (20 Ciclistas)

12 de marzo de 2017
Distancia: 60km
Desnivel acumulado:  717mt
IBPindex: 45




Crónica por Carlos

Tate, Israel, Dieguito, Lolo, eSanti, David, Saul, Luis, Javi, Mikael, Pepón, Igor, Michel, Jorge , Roberto, Vitin, Toño, Ana, Fran y Carlos.

Buenas,  tras haberme cambiado de grupo a los reventón y un ritmo más llevadero para mí, me dispongo a salir al cumpleaños de Alcalá con los O.R.

Me levanto sin ayuda del despertador del móvil, este domingo dormí bien, en el cumpleaños de Jerónimo fui de empalmada con los documentales de orange tv.
Preparo todo y salgo para las gaunas descansado si no hubiera estado tranquilo hubiese salido con  el reventón.

Llego a la gasolinera y ya había gente, nos juntamos unos 20 y salimos dirección la grajera a ritmo tranquilo.
Llegamos a la subida de la viña y en este grupo subimos todos por la viña y yo voy  con el plato, esto es un buen entrenamiento para mí.

Mañanas de almuerzo con el 36;  me decía David cuando estábamos cerca de Sotes  “como vas…”,  bueno hoy me estoy encontrando bien.
Llegamos sin más a la verja de la viña y empiezo a tirar de plato, voy pensando como he andado hoy con los de adelante, también pienso  que como puede haber gente  con mi edad que lleve 20 años fumando mientras yo me encuentro en buena forma.

No suelo hablar mucho en el grupo me he ido del  wasap para no ser  canso y ahora salgo mas tranquilo con los O.R. solo en las rutas de los almuerzos ya que en mi nuevo grupo salgo mas despacio.
Llegamos a Huércanos a una vieja reminiscencia del pasado de España una Cruz a la entrada del pueblo que suben casi todos pero como había dicho que no iba a quitar el 36 no puedo subir todo montado.

Allí nuestro amigo Saul rompió un radio de esa bicicleta que por lo bonita que es le han puesto hasta la horquilla al revés y Diego, nuestro mecánico de confianza,  se lo arregló.

Toño nos ha traído los bombones de David ya que este dice que le duele la espalda cuando lleva una mochila aunque sea pequeñita; yo me los como bien a gusto.
La única senda de bajada de la reminiscencia del pasado de España  la hago andando y eso que con el reventón bajé el colorado y el cortafuegos de Sorzano,  seré  como “el mudo” cuando estoy con otros.

Cruzamos a San Antón y por la senda de regadío;  Diego iba por el borde y le dicen:  “como vayas para abajo veras que frio esta”.
Subiendo nos cruzamos con unos  todos se ponen en modo persecución mientras yo voy a mi ritmo hasta arriba con el 36.

Bajamos San Antón y a toda marcha hacia la Grajera; allí decidimos no pasar por el pantano  no vaya a ser que nos llevemos a alguno por delante ya que parece que hay mucha gente paseando .

Cruzamos Logroño y en la puesta de su casa estaba esperándonos Alcalá;  ¡¡¡que almuerzo más bueno unos huevos con fritada Navarra y lomo con pimientos!!!

Yo me senté  al lado de Tate y Ana y estuve muy tranquilo,  sin apuestas de que te hago el kom de la cuesta de las vacas o te subo Labraza con el plato,  como hace David que se ha echado Strava y le duelen las rodillas.

Hasta el siguiente cumpleaños me iré con los amigos reventón que han hecho esta semana otra ruta del archivo O.R.

09 marzo, 2017

Petacón-Trevijano-El Viso-Lueza-Soto (20 Ciclistas)


5 de marzo de 2017
Distancia: 69km
Desnivel acumulado: 1475mt
IBPindex: 129



Crónica por Luis l “El castigado”.


Dieguito, Alvaro, Pepón, Miguel”cuñao”, Santi”ibike”, Edu”jabalí”, Saul, Luis, Edu”máquina”, Ana, Igor San Juan, Santi, Fer, Pablo, Diego”nieva”, Lolo, Javi, Toño, Vitin e Israel.


La bicicleta de montaña es como la pelota vasca, cuanto más fuerte le pegas antes vuelve. A mí me pasa lo mismo, cuanto más me hacéis sufrir antes quiero volver a cogerla…y hoy ha sido un día de los duros.



Ha comenzado una mañana perezosa, gris y oscura, pero no amenazaba lluvia. Como fantasmas iban surgiendo ciclistas de entre las sombras, llegando puntuales a nuestro lugar habitual de encuentro. Últimamente somos tantos que ya ni intento contar cuántos. Estimo que alrededor de 25. Es increíble, por los sitios que hemos ido y no hemos tenido ni una avería ni un mísero pinchazo, salvo el de Israel que ha pinchado en La Unión y se ha vuelto a casa, je, je. Espero que hayas puesto un buen parche a esa rueda.

Estamos de celebración. Se respiran nuevos aires en el grupo “Andanzas” ( o es OR?). Desde que se creó este segundo grupo de wasá (súper útil, ahora es todo por duplicado), se publican de víspera las rutas. Esta iniciativa me encanta. Te permite organizar mucho mejor la cabeza (algún mal bicho estará pensando que también los “fregaos”, ¡bribones!) y además hilas mucho más fino para cambiar el vino por agua, sabiendo lo que te espera en unas pocas horas. Con todo esto intentaba explicaros que “El Petacón” estaba en mi mente desde entonces. Al salir de Las Gaunas he ido ahorrando todo el camino para afrontarlo medianamente bien de fuerzas.

Por Clavijo hemos pasado sin incidencias y con mucha prisa. Hemos saludado a Juan. Llevaba una bici muy rara, con unas ruedas muy finas y sin tacos. No sé por qué caminos habrás subido, bandido. Casi lo hemos dejado con la palabra en la boca. Mis disculpas, Juan, pero el track, me refiero al que lleva Pepón en la cabeza, nos marca los tiempos. Está muy bien, porque empezamos de charla y se nos olvida lo que tenemos pendiente todavía.

Hemos hecho un reagrupamiento antes de afrontar el Petacón. Me he abierto el maillot para refrigerar mejor, me he quitado las gafas para que no me nublen la vista en el momento más complicado y, lo mejor, he cogido la rueda de Vitín, experto escalador que me ha subido como quien va de paseo. Todos los que iban en cabeza lo han coronado sin despeinarse (esto no es meritorio para muchos, por la escasez de pelo, digo) pero de verdad que el conseguir el Petacón hace aumentar mi auto estima.


Continuamos ruta hacia el oeste, creo que hacia El Viso. Antes hemos despedido a E-Santi que ha acortado la ruta bajando por Peña Aldera. El Viso parecía la M-30 del tráfico que había y eso que llovía y soplaba un viento infernal.



La bajada hasta Luezas, que por cierto ha tenido, una vez más, tramos nuevos ha sido, bajo mi punto de vista bastante peligrosa. Toda asequible, pero especialmente complicada con la piedra mojada como estaba. Lo que pasa es que esta banda de descerebrados no para de hacer sendas. No sois conscientes de los sitios por los que metéis a los mortales como yo, que, a pesar de todo, he disfrutado como un enano.


En Luezas ya tenía las piernas en carne viva, pero lo peor ya estaba hecho. Tras rellenar los bidones de agua no clorada en la fuente hemos seguido ruta. Impresionante la iglesia de Luezas, que está en ruinas. Se ve que los del pueblo prefirieron invertir en un frontón que lo tienen flamante y pegado a una iglesia destartalada.

Salimos de Luezas por una senda larga, técnica y bonita. Yo nunca la había hecho de bajada. Obviamente es mucho más fácil, pero hay que ir alerta con los 5 sentidos. El agotamiento te hace bajar la guardia sin querer y es mucho más sencillo cometer un error que te lleve directamente al suelo, que ahí es peligroso por los pedruscos que tiene.


Alguna dificultad tuvimos para encontrar la senda correcta que nos llevaba hasta Soto. Pequeñas pérdidas que se compensan con gritos a los que van en cabeza y jolgorio generalizado cada vez que alguien mete la pata.

En Soto hemos entrado en la senda que cuelga del barranco con unas vistas extraordinarias al cañón del Leza. En algunos puntos se ve a los buitres volando por debajo de nosotros. A veces pasamos tan deprisa que no apreciamos los enclaves tan maravillosos que tenemos en La Rioja.


El recorrido de carretera hasta casi Ribafrecha ha sido peligroso. Tiene curvas en bajada que hay que tomarlas. El asfalto estaba mojado, en este punto nos ha llovido un poco. Aún así hemos bajado como el Sr. Lobo “a toda hostia”.


Llegamos a la entrada de La Petaca. Hemos despedido a un grupo de intrépidos que no tenían bastante con la ruta prevista y han decidido alargarla. Supongo que la ruta no les contará ya que se han salido del track, je, je. Otra cosa novedosa en el OR, recuerdo que hace dos o tres semanas rompimos la ruta del track. Hasta entonces eso era más sagrado que el móvil chino de S.M.


El fin de fiesta, al menos para algunos, han sido las carreras en las rectas hasta llegar a Logroño. Como siempre he sido el último en coronar el puente, aunque por un rato fui el primero.


Otro día más de intenso disfrutar con la bici y la compañía.